Ordenadores Sobremesa vs. Portátiles

Introducción

A menudo, nos encontramos en una tesitura cada vez que vamos a comprar un ordenador. Siempre intentamos elegir aquello que puede ser mejor para nosotros, y en la mayoría de ocasiones suele ser un portátil, por el simple hecho de que ante la posibilidad de quedar anclado a un lugar de trabajo preferimos la movilidad y libertad. Esto aunque es algo lógico no siempre es lo más razonable, y  precisamente esto,  es lo que queremos ilustrar a continuación.

Ordenadores de sobremesa - Los “bloques” de procesamiento

Está claro que si pensamos en un ordenador portátil potente pensamos en algo grueso y pesado puesto que tendemos a asociar lo grande con lo potente de la misma forma que asociamos que una persona corpulenta y alta impone más que una más bajita y delgada.

Esto en los ordenadores se refleja en la disipación del calor, hoy en día muchas veces no es tanto la potencia de un componente en un ordenador, sino la capacidad del conjunto para expulsar el calor que este genera. Esto no quiere decir que un procesador de gama más baja rinda más que uno de alta, lo que quiere decir es que un procesador bien refrigerado funcionará generalmente mejor que uno que sufra calentamiento continuo, siempre comparando en referencia al componente.

En base a esto, si lo trasladamos al tema que nos concierne por lógica, un ordenador de sobremesa siempre tendrá más capacidad de disipar el calor que un portátil, y un portátil más grueso mejor que uno fino. Es por esta razón que si el propósito de nuestro PC es el de hacer trabajos pesados como edición de vídeo RAW, renderización 3D, compilación de código de gran envergadura, etc nos será más provechoso tener esa capacidad de eliminar toda la energía térmica extra.

Ordenadores portátiles - Libertad a un alto costo

Como mencioné anteriormente, en muchas ocasiones tendemos a tomar la elección de adquirir un laptop por su versatilidad. Es cierto que aportan unas ventajas muy claras, ya no solo la libertad sino que también son un kit completo, sin cables, periféricos incluidos y todo de forma compacta

Sin embargo, en este formato compacto reside su debilidad, no solo como disipación, también como durabilidad. Se dice que toda parte móvil en un ordenador es propensa a romperse, si analizamos las principales razones de rotura de un ordenador encontramos que la gran mayoría son teclados, ventiladores, discos duros, y ratones, ¿por qué?, porque las partes de un ordenador se mueven y ese movimiento genera rozamiento y con ello desgaste. Si extrapolamos esto a un ordenador donde todo se mueve encontramos que es muy posible que este dure menos que su equivalente en estático.

Conclusión - Un blog polarizado

Claramente, planteo una opinión muy segmentada hacia los ordenadores de sobremesa, apoyándome en un razonamiento.

Hoy en día la mayoría de personas usan un ordenador portátil en su trabajo, por razones de movilidad, estos requisitos suelen ser decisivos a la hora de elegir, por lo que no surge duda sobre qué tipo adquirir, sin embargo, este blog va destinado a esas situaciones donde sí existen razones para considerar algo estático, y es que, todos conocemos las ventajas y desventajas de ordenadores compactos y móviles, pero a veces, se olvida lo que nos ofrece un mercado tan antiguo y modular como es el del PC convencional.


Creado por Jorge Martínez de la Chica el día 2022-04-05.