Guerra en las empresas españolas por la captación de ingenieros

Ingenieros de software, el nuevo trabajo estrella.

“Tiempos oscuros y difíciles nos aguardan”, decía Dumbledore en Harry Potter y el cáliz de fuego. Quizás no es la cita más ortodoxa con la que comenzar un artículo, pero es la que más se ajusta a la temática de la que hablaremos hoy: guerra en la captación de personal técnico cualificado.

Lejos quedaron los tiempos en los que si tenías sobresalientes en el colegio tu mejor opción era medicina. Y ojo, sin el ánimo de menospreciar el trabajo más trascendental del mundo, la realidad es que hay otros trabajos en los que se cobra más y no se hacen guardias los fines de semana: ingenierías informáticas.

Un 50%. Es la cifra de aumento de la demanda de estos perfiles. Actualmente, la demanda supera a la oferta, y cualquiera que tenga unas nociones básicas de economía sabe que la situación de sobredemanda es un ¡OH, OH…..! en toda regla. Por eso, se contratan ingenieros informáticos a diestro y siniestro sin tener demasiado en cuenta si verdaderamente tienen talento para desarrollar su trabajo, ofreciéndoles además condiciones desorbitadas que permiten una altísima rotación de estos perfiles entre empresas.

Un técnico informático, por ejemplo, tiene un salario medio de unos 27.000€ al año, mientras que uno con un mínimo de experiencia en ciberseguridad puede percibir hasta 66.000€ anuales. Esto, además de ser una gran noticia para los jóvenes titulados en informática, también produce una situación de desabastecimiento en las pequeñas empresas: pocas pymes pueden permitirse pagar estos salarios a ingenieros con poca o ninguna experiencia, y lo triste es que, si no pueden permitírselo, es cuestión de tiempo (máximo dos años, para ser exactos) que un perfil técnico sea captado por una empresa más grande que sí pueda costearse estos salarios.

Ingenieros, adiós con el corazón.

Por si fuera poco, películas como “fuga de cerebros” (si no la habéis visto, os la recomiendo), nos han enseñado que, cualquier tipo de ingeniero español está mucho mejor valorado en el extranjero, en términos de salario y condiciones laborales, que en nuestro propio país.

En otros países de la UE, sin ir más lejos, apuestan no sólo por salario más que competitivo en términos monetarios, sino que también implantan otras propuestas de salario “emocional” que convencen cada vez más a nuestros ingenieros: flexibilidad total (tiempo libre, actividades de ocio y gestión de la creatividad en el llamado “modelo Silicon Valley”), espacios de descanso en cada oficina (camas o sofás individuales, clases de meditación, etc.), gamificación en el espacio de trabajo (billar, bolos y futbolín en las instalaciones) y, por supuesto, las famosas y queridísimas por los ingenieros jornadas de 4 días.

Imagen: oficinas de Google en Zúrich.

Por supuesto, para muchos jóvenes nada de esto compensa el hecho de tener que salir de España. Pero, esos ingenieros que quieren hacer crecer su talento dentro de nuestro país tendrán que sacrificar comodidades, tiempo y, por supuesto, mucho dinero, para estar cerca de los suyos.

Empresas del futuro: empleados igual o más importantes que clientes.

Por supuesto, estoy convencida de que muchos de los empresarios que me lean llegados a este punto estarán en desacuerdo con el título de que “tus empleados son igual o más importantes que tus clientes”. Pensarán: el cliente es el que me paga, el que mantiene mi empresa a flote.

¿Seguro?

¿Seguro, seguro? Pensadlo un momento.

Independientemente de vuestra opinión, una cosa sí está clara: un ingeniero que recibe ofertas de trabajo cada semana (no exagero) necesita que le deis una razón para quedarse con vosotros. Ya lo explicaba Juan Luis Polo, consultor de Good Revels, en este artículo: “tus clientes no amarán tu empresa mientras tus empleados no lo hagan”.

Y es que las relaciones laborales y las románticas no están tan alejadas: al igual que con las parejas, con nuestros ingenieros también son importantes las conversaciones incómodas, pero más aún el reconocimiento, el cuidado y el respeto.

Finalmente, os dejo algunas imágenes más de oficinas europeas que ofrecen un plus a sus trabajadores en las propias oficinas:


Creado por Ana Luz Silez el día 2022-03-24.