Google Stadia “baja su prioridad” como servicio y busca comprador

Lo primero de todo, ¿qué es Google Stadia? Para quien no conozca este servicio, Stadia es una plataforma de juego en la nube que Google puso a disposición de todos los consumidores el 19 de noviembre de 2019, hace poco más de dos años.

Este servicio prometía a los usuarios el acceso a un catálogo de juegos en crecimiento sin necesidad de disponer del hardware necesario para ello. Esto resultó extremadamente tentador, teniendo en cuenta la gran escasez de microchips que afectaba (y sigue afectando) a mercados como el del automóvil o el de la tecnología. Sin embargo, éste no es el único servicio que prometía este tipo de acceso: Xbox Cloud Gaming o Nvidia Geforce Now son otros ejemplos de este modelo de negocio.

Pensándolo como concepto, la idea de que un titán de los servicios como es Google entrara en este sector podría parecer positivo. Sin embargo, los propios usuarios detectaron rápidamente algunas de las limitaciones de este nuevo servicio: el uso de esta plataforma sería exclusivo, como si de una consola se tratase. Desde ese momento, las compañías desarrolladoras tenían que invertir en especializar y adaptar sus juegos a Google. Sin ser esto suficiente, la gran inquietud en torno a Google Stadia también se orientaba en torno a ciertas funcionalidades como el retardo, y fueron varios los usuarios que mostraron en redes sociales que estos temores eran fundados.

Es cierto que, a lo largo de sus dos años de vida, Stadia ha ido solventando muchos de estos problemas. Sin embargo, como muchos temían, el catálogo no ha crecido como Google esperaba, y esto ha llevado a un abandono por parte de los jugadores en dirección a su igual de parte de Microsoft, donde muchos afirman que la experiencia en general es mejor y a un costo mucho menor.

De esa forma, la decadencia de este servicio dentro del universo Google es palpable, como afirma uno de los integrantes del equipo:

Current and former employees said the priority was now on proof-of-concept work for Google Stream and securing white-label deals. One estimated about 20% of the focus was on the consumer platform.

“There are plenty of people internally who would love to keep it going, so they are working really hard to make sure it doesn’t die,” they said. “But they’re not the ones writing the checks.”

Empleados actuales y antiguos dijeron que la prioridad era ahora el trabajo de prueba de concepto para Google Stream y la obtención de acuerdos de marca blanca. Uno de ellos estimó que un 20% de la atención se centraba en la plataforma de consumo.

"Hay mucha gente interna a la que le encantaría que siguiera funcionando, así que están trabajando muy duro para asegurarse de que no muera", dijeron. "Pero no son ellos los que firman los cheques".

Si bien es cierto que Google Stadia no pasa por su mejor momento, la tecnología que Google ha invertido en el servicio ha mejorado hasta el punto de que muchas desarrolladoras se han interesado en lanzar demos abiertas usandola. Parece que la estrategia del gigante pasa por lanzar su rebautizado Google Streaming, como ya intentó con Batman: Arkham Knight el pasado octubre.

Esta es una de las muestras de que nos dirigimos hacia un paradigma completamente digital, donde todos los servicios- incluso los más imprevisibles- buscan alojarse en la nube. Así sucede en muchas industrias, pero en la del juego, donde comienza la cultura de las plataformas de juego como servicio, aún más.


Creado por Jorge Martínez de la Chica el día 2022-02-08.